Tu apariencia y vestimenta debe ir ad hoc a tu rol o posición laboral

Tu higiene personal debe ser impecable